Carnaval: diversión asegurada

Carnaval

Una vez superada la siempre difícil cuesta de enero, febrero nos regala un respiro con la llegada del carnaval. Después de un mes gris, de la vuelta al trabajo después de las fiestas navideñas y del sempiterno ajuste económico, llega una de las fiestas más divertidas y bulliciosas del año. Unas fiestas donde la gente se disfraza y se transforma por unos días, saliendo de las ataduras de la rutina diaria y dejándose llevar por un cierto descontrol.

El carnaval tiene los orígenes en la Edad Media, tradicionalmente ligado al cristianismo: era la última oportunidad de comer alimentos grasos antes del miércoles de ceniza que da inicio a la Cuaresma (40 días sin poder celebrar fiestas y sin comer alimentos grasos como la carne). A día de hoy, aunque aún se conserva el componente religioso, las fiestas de carnaval se centran más en la parte festiva de la celebración: rúas, bailes y disfraces.

Igualmente, el componente alimenticio tambien tiene un papel importante y es mucha la gente que se reúne estos días para comer en família, con los amigos o con los compañeros de las charangas y las comparsas antes de los desfiles. En la actualidad, de la misma manera que los motivos religiosos se han diluido un poco, el abanico de alimentos también se ha ampliado, pero la carne y derivados siguen siendo el producto estrella.

En Kremers, aparte de tener todo lo necesario para una comida perfecta (desde bebidas a todo tipo de salsas y snacks para picar), disponemos de una amplia gama de embutidos y productos cárnicos: salamis, salchichas de diferentes gustos, bratwursts, patés y muchos otros, dónde todo el mundo encontrará lo que necesita.

No dejéis nada al azar y mirad nuestro catálogo aquí. Una fiesta como la de carnaval bien lo merece!