El vino como cultura

El vino como cultura

Como vimos en el post de Enero sobre el informe anual de hábitos alimenticios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el vino es un producto cuyo consumo está aumentando entre los residentes en España. Aunque el vino siempre ha sido una bebida muy importante en la dieta mediterránea, actualmente está creciendo su reputación. A parte del consumo casero, están apareciendo enotecas por doquier y el turismo vinícola va al alza: alrededor del vino se está erigiendo una cultura que va más allá del producto. En Kremers tenemos una amplia selección de vinos y por esto en el post de hoy nos centraremos en el vino tinto, procedente de diferentes regiones de Europa. 

Especialmente pensados para acompañar platos con carnes rojas, de caza o queso tenemos el Raphael Louie tanto en la variedad Merlot como Cabernet Sauvignon y el Dornfelder. Dentro de los Raphael Louie, el Merlot es un vino seco, suave y aterciopelado en el paladar mientras que el Cabernet Sauvignon es un vino fuerte, de sabor afrutado y taninos suaves. Por su parte el Dornfelder es un vino alemán semiseco de sabores frutales fuertes que le aportan un carácter particularmente afrutado.

Por otro lado, para maridar con pasta (además de con carne roja), tenemos el Zweigelt seco austríaco que destaca por su color rubí oscuro y de sabor suave y el Raphael Louie Bordeaux Rouge A.O.C (estas siglas son el equivalente francés de la denominación de origen controlado) seco, de sabor suave y aromas de bayas rojas.

Por último y aptos para tomar tanto con carne como solos tenemos el Imiglikos griego y el Terra Molino reserva 2007. El primero es un vino dulce con cuerpo y de sabor afrutado y el segundo es un vino delicado y equilibrado con un retrogusto largo y agradable.

Para más información no dudéis en contactar con nosotros o consultar nuestro catálogo aquí.