Salchichas alemanas: hay vida más allá del Frankfurt

Vida más allá del frankfurt

Aprovechando que en el anterior post dedicado al carnaval hablamos de los productos cárnicos, y dado que tenemos un amplio catálogo de salchichas alemanas, hoy hablaremos de los diferentes tipos, dejando para más adelante los embutidos y otros alimentos cárnicos. 

Para empezar, tenemos las salchichas Mettwurst, hechas con carne de cerdo picado y con un sabor ligeramente ahumado. Son muy populares en el norte de Alemania y se suelen servir mezcladas con patata o chucrut. Una variante del Mettwurst es la salchicha Landjäger. De aspecto fino y hecha con carne de vacuno, también tiene un sabor ligeramente ahumado y es ideal para comer sola.

También disponemos de las Bockwurst, un tipo de salchichas alemanas muy populares y que pueden estar hechas de diferentes tipos de carne (vaca, cerdo, oveja, caballo, caza menor, etc.) picada muy fina y mezclada con sal, pimienta blanca y pimentón. A diferencia de las salchichas Bratwurst, las Bockwurst se escaldan antes de fumarlas durante unas semanas.  

En cuanto a las salchichas Bratwurst, también son muy comunes en el país germánico y engloban numerosos tipos. Aunque se pueden hacer de diferentes carnes, lo más común es que estén hechas de cerdo y embutidas en tripa natural. 

También disponemos de Frankfurts, la salchicha alemana más famosa. Originaria de ésta ciudad del sud del país germánico, está hecha de carne de cerdo. Una vez embutida se escalda y se ahuma. Se suele comer en bocadillos y acompañado de salsas.

Otras salchichas alemanas no tan conocidas son la Wiener y la Nürnberger. La primera es originaria de Viena y  es una variante de la salchicha de Frankfurt. Está hecha de carne de oveja y de cerdo embutida en tripa natural de oveja. La segunda es una especialidad de Núremberg. Puede ser de diferentes tipos de carne y se embute en tripa de cordero natural. También se suele añadir diferentes tipos de especies, siendo la mejorana la más habitual.

Por último tenemos la Cervela, hecha a partes iguales de carne de vaca, de cerdo, speck (bacon), algunas especies y sal. Se embute en tripa de vaca, se cuece y finalmente se ahuma. 

Cómo podéis ver, tenemos un gran stock de salchichas alemanas, una gran oportunidad para conocer la gastronomia germana!