Vino Blanco, hay vida más allá del vino tinto

hay vida más allá del vino blanco

Si en el anterior post nos centramos en el vino tinto, en éste hablaremos del vino blanco y rosado. Ideales tanto para pescados como para todo tipo de arroces, también son perfectos para tomar como aperitivo. Además, el mito de que el vino blanco no marida bien con la carne está quedando atrás: especialmente en carnes delicadas o cuando van acompañadas de salsas cremosas el vino blanco puede ser una gran opción. En primer lugar, veremos los vinos blancos de nuestro catálogo y sus usos preferentes.

Para tomar como aperitivo o simplemente para acompañar una buena conversación tenemos el vino espumoso Secco Frizzante de Ginetto, seco y chispeante, de sabor afrutado y elegante, y el griego Imiglikos dulce, un vino con cuerpo, suave y armonioso que también puede acompañar al postre.

Entre los vinos de nuestro catálogo que destacan por su capacidad de adaptación (carnes blancas, pescados y mariscos, verduras y pasta) tenemos el Grüner Veltliner seco de gusto afrutado y el Raphael Louie Chardonnay seco, muy refrescante y equilibrado con sabor a frutas tropicales. También se puede incluir en este grupo el Müller-Thurgau seco, un vino fresco de cuerpo robusto pero delicado, con agradable mineralidad y final generoso.

Por último y para las ocasiones en que se prefiere comer más ligero, son ideales el Pinot Grigio Garganega IGP Veneta seco y el Riesling Semiseco. El primero es un vino italiano de denominación de origen protegida, espumoso, de color brillante y con un delicado bouquet y el segundo es un vino de la región alemana del Rin de sabor fresco y afrutado.

En lo que a vinos rosados se refiere tenemos variedades para cada momento. Para tomar como aperitivo el espumoso Secco Rosé de Ginetto, burbujeante y afrutado es perfecto; el Raphael Louie, de buena estructura, afrutado y con mucha delicadeza es ideal para ensaladas y aves y el griego Imiglikos satisfará los amantes de los vinos dulces .

Para acceder a nuestro catálogo pincha aquí.